Generic placeholder image

Estamos deseando que conozcas dos fascinantes marcas, que en Dideco ocupan un lugar muy importante: ¡Brio y Think Fun! El grupo del que forman parte desde hace algunos años, Ravensburger, tiene a sus espaldas una larga y apasionante historia, que se remonta a finales del siglo XIX.

Ambas marcas, así como el grupo al que pertenecen, comparten un objetivo: crear juguetes educativos únicos, con los que los niños y las niñas puedan poner a prueba sus destrezas, ganando en autonomía y adquiriendo nuevas habilidades. Están de acuerdo en poner el foco en la estimulación de habilidades de forma integrada en el juego. Al fin y al cabo... ¿hay algo más apasionante que el aprendizaje divertido e imaginativo? 

Generic placeholder image
Generic placeholder image

Brio: un universo de diversión en pequeña escala

Esta marca tan querida por todos y todas nació a finales del siglo XIX en Osby, una pequeña ciudad sueca. Desde entonces, en Brio han sabido combinar de forma magistral la búsqueda de la innovación con la magia de los juguetes artesanales, fabricados a mano y repletos de detalles únicos. Se enorgullecen de ocupar un lugar indispensable en los recuerdos de infancia de diversas generaciones, ¡y no es para menos!

Si algo ha caracterizado siempre a los emblemáticos juguetes de Brio, es la calidad y durabilidad de sus materiales. Están fabricados con madera de haya de procedencia europea con la etiqueta FSC, que asegura que ésta procede de bosques renovables y que no se han destruido biosferas únicas para su obtención. Algunos detalles se fabrican con termoplástico -totalmente libre de PVC y de ftalatos-, complementando a la perfección las características piezas de madera de Brio. Todo ello, unido a un diseño único y a un funcionamiento sencillo e intuitivo, convierte a los maravillosos juguetes de Brio en un básico indispensable para cada familia. ¿A qué esperas para conocerlos?

Generic placeholder image

Think Fun: juegos adictivos que ponen a prueba tu ingenio

Durante los años 80, el sueño de Bill y Andrea cobró vida en el sótano de su casa en Virginia, EE.UU. Ambos eran unos entusiastas de los acertijos y los rompecabezas, y tenían claro su objetivo: ¡cambiar el mundo a través del juego! Poco a poco, se lanzaron a diseñar su repertorio aplicando las ideas y los planteamientos de matemáticos, ingenieros e inventores, logrando resultados increíbles.

Rompecabezas, acertijos, ingeniosos desafíos... un rompedor surtido de juguetes comenzó a cobrar vida, conquistando de forma casi inmediata los cuartos de juego de miles de niños y niñas en todo el planeta. Hoy en día, los que por aquel entonces fueron pioneros en la creación de juegos de lógica y razonamiento, continúan trabajando muy duro para ampliar su catálogo. Siguen dando vida a sus juegos más clásicos y emblemáticos, pero sin dejar de innovar: juguetes STEM para encender las mentes de los niños y niñas, juegos de ingenio capaces de poner en marcha su pensamiento creativo... ¡descubre un maravilloso repertorio, que tanto mayores como pequeños adorarán!